Atentado en club gay de Orlando: Tolerancia cero a la homofobia

A través del tiempo hemos visto como las percepciones sociales han cambiado en torno a los temas de minorías (que por cierto cada vez ésta última palabra va creciendo y dejando de ser lo que es), vemos como la gente va progresando, restituyendo concepciones retrogradas por pensamientos mucho más frescos, actuales y tolerantes (por sobre todo).

Gente como nuestros abuelos y nuestros padres han ido mutando su aprehensión y apreciación del mundo en su entorno social. Eso es un gran logro para las nuevas generaciones que queremos entregar un mundo más limpio, más transigente y comprensivo.

Aún no puedo creer ni asimilar la matanza que hubo en Orlando, Estados Unidos, en un club gay, el pasado sábado 12 de Julio, 2016. Verdaderamente la homofobia y todo tipo de intolerancia mata.

Los medios nos han entregado diversas informaciones que conllevan a lo ocurrido y que nos hacen creer que fue un individuo terrorista del estado islámico, ISIS. Es bien sabido que este grupo de hombres retrógradas, fanáticos, criminales, extremistas y homicidas han efectuado diferentes atentados terroristas en diversos lugares del mundo, restringiéndose a continentes como Europa, Asia, América del Norte y África.Matanza en club gay de Orlando Tolerancia cero a la homofobia.

Los medios de comunicación masivos nos entregan la información de los atentados en países más producentes y globales, pero lo real es que en medio oriente el estado de conflicto está marcado y sometido a la violencia diariamente y esto es algo que todos sabemos, pero que no nos transmiten los principales medios de esta clase.

Lo cierto, es que siempre hemos tenido un dejo de escepticismo hacia Estados Unidos, sus teorías y conspiraciones, ya que es sabido que Norteamérica es una potencia mundial, que lidera todo actuar estatal de la mayoría de los países en el mundo y esto recae en un pensamiento global manipulable.

En internet leí que la discoteca donde fue el tiroteo había hecho una invitación masiva con la temática “Noche Latina”, esto me hace pensar muchas cosas terribles, que sin embargo son percepciones que se han aplicado en el mundo por muchísimos años, sostenidas a través de las personas racistas, segregacionistas y xenófobas. Y bien recordemos que aún hay muchas personas de ese calibre en Estados Unidos y lo más horrísono (por encontrar un sinónimo gigante) es que tienen un candidato que posee mucha aprobación para ser presidente. Todos sabemos de quién hablo.

Yo no sé quién fue el engendro del mal que planeó y llevó a cabo esta gran matanza que dejó 50 muertos y 53 heridos, no sé si es una persona enferma (cómo se ha dado en muchos de los atentados en Estados Unidos), no sé si fue un acto terrorista, un montaje gringo, no sé en realidad que es lo que está pasando. En este momento sólo podemos cerrar los ojos y llorar, pero también podemos empezar a cambiar el mundo, convenciendo y moviendo a nuestro entorno, inclinándolo e impulsándolo a espacios más tolerantes, partiendo por las conversaciones en casa, con nuestros abuelos y padres, que en muchas ocasiones están dispuestos a doblegar su opinión, siendo que ésta puede ser a veces muy cerrada y arbitraria en temas como la homosexualidad, pero también el machismo y el ateísmo, entre otros. En todo caso no debemos olvidar que hay gente joven que igualmente reside en este pensamiento, criados por gente inculta e ignorante, pero eligiendo de igual modo este camino como decisión propia y no de su madre o padre, ya que todos podemos elegir un camino llegado el momento. Es realmente triste que no puedan ceder ante una inminencia cultural, como lo es poder volverse tolerante y respetuoso.

Sé que he hablado todo el tiempo de la “tolerancia” y es de lo que todos hablan al momento en que suceden eventos tan trágicos y desconcertantes como lo es el que nos convoca en esta ocasión, pero si creo que hay que ser bien tajante, sólido y resistente al momento de presenciar un caso de homofobia. Y si hay que tener tolerancia cero en algunos casos de discriminación, hay que hacerlo contra la gente homofóbica, ya que no puedo dejar de pensar que existen personas que deben estar celebrando esta tragedia.

Ante todo esto, nosotros como individuos, deberíamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para doblegar la situación y poder cambiar el futuro y el funcionamiento de las cosas, emitiendo un discurso consciente y consecuente en todo acto cotidiano y político. Debería llegar un punto en que la balanza se equilibre, pero si siempre tiene que existir el bien y el mal, que el mal no sea mirado como el bien ni el bien mirado como el mal. Todavía existe gente extremo religiosa que piensa que la homosexualidad es una enfermedad, es por esto que la religión, puede llegar a ser el peor de los enemigos.

Simplemente es respeto, es un discurso repetido pero que no debemos parar de gritar, dejemos de invadir la vida ajena, de creernos el creador supremo de todas las cosas. Si no eres capaz de amar y tolerar vive tu vida y deja vivir al resto, ya que no importa religión, nacionalidad o sexo que seas, todos somos humanos, personas, frágiles en el tiempo, delicados como lo es una hoja en un árbol, podemos caer en cualquier momento, de primavera pasar al otoño cada año y así sucesivamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s